Una revisión científica concluye que los neonicotinoides amenazan la biodiversidad

Un grupo de 29 científicos del “Grupo de Trabajo sobre Plaguicidas Sistémicos” (Task Force on Systemic Pesticides) ha realizado una revisión y análisis de 800 artículos científicos publicados en revistas sobre los neonicotinoides y el fipronil, que concluye que están causando un daño importante a una amplia variedad de especies de invertebrados beneficiosos (mariposas, lombrices de tierra,…) y son un factor clave en la disminución de las abejas.

La revisión, conocida como “Evaluación Integrada Mundial (WIA; Worldwide Integrated Assessment), se ha publicado en la revista Journal Environment Science and Pollution Research por este grupo de trabajo adscrito a la organización medioambiental y de conservación de la Naturaleza IUCN.

“La evidencia es muy clara. Estamos siendo testigos de una amenaza para la productividad de nuestro entorno natural y cultivada equivale a la planteada por los organofosforados o DDT “, dijo el Dr. Jean-Marc Bonmatin del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia, uno de los autores principales del estudio, en unas declaraciones publicadas en la nota de prensa del IUCN. “Lejos de proteger la producción de alimentos, el uso de neonics está amenazando la infraestructura que los hace posible, poniendo en peligro a los polinizadores” añadió el científico.

El análisis encontró que los grupos más afectados eran los invertebrados terrestres, como las lombrices de tierra que están expuestas a altos niveles a través del suelo y las plantas, los niveles medios a través de las aguas superficiales y la lixiviación de las plantas y los bajos niveles a través del aire (polvo). Tanto los individuos como las poblaciones pueden verse afectados de manera adversa a incluso niveles bajos y por (en curso) la exposición aguda.

El siguiente grupo más afectado es el de los insectos polinizadores como las abejas y las mariposas que están expuestos a alta contaminación a través del aire y las plantas y a niveles medios de exposición a través del agua. Tanto los individuos y las poblaciones pueden verse afectados negativamente por la exposición baja o aguda que los hace altamente vulnerables.

Luego viene invertebrados acuáticos, mientras que los animales vertebrados son generalmente menos susceptibles; las poblaciones de aves están en peligro de comer semillas de cultivos tratados con insecticidas sistémicos, y los números de reptiles han disminuido debido al agotamiento de sus presas insectos.

Según la nota del IUCN con las conclusiones del estudio, además de contaminar las especies no objetivo a través de la exposición directa (por ejemplo, los insectos que consumen el néctar de las plantas tratadas), los productos químicos también se encuentran en concentraciones variables fuera de las zonas tratadas intencionadamente. La solubilidad en agua de neonics significa que se pueden filtran con las aguas de escorrentías con facilidad y se han encontrado contaminado áreas muy amplias, conduciendo a una exposición tanto crónica como aguda a los organismos, incluso en las zonas ribereñas, los estuarios y sistemas costeros marinos.

En la revisión de los artículos, el WIA ha encontrado que a concentraciones de campo, los neonics afectan negativamente a la orientación, el aprendizaje, la recogida de alimentos, la longevidad, la resistencia a las enfermedades y la fecundidad de las abejas. Para abejorros, se han encontrado efectos irrefutables a nivel de colonia, con colonias expuestas creciendo más lentamente y la producción de una cantidad significativamente menor reinas.

Los autores sugieren que las agencias reguladoras apliquen los principios de precaución y sean estrictas en las regulaciones sobre los neonicotinoides y el fipronil, y que se empice a planificar una eliminación mundial o al menos empezar a formular planes para una fuerte reducción de la escala global del uso de estos pesticidas.