Alumnos de Madrid finalistas en la First Lego League con un proyecto sobre la protección de las abejas

La First Lego League es una competición de ciencia y robótica para jóvenes de entre 10 y 16 años que está liderado por la Fundación Scentia e involucra en todo el mundo a más de 250.000 jóvenes. Sólo en España han participado este año más de 1.600 equipos (19.000 jóvenes).

El equipo Epsilon FLL, formado por un grupo de chavales de Tres Cantos, Madrid, ha logrado uno de los tres pases de ésta a la competición Nacional celebrada en Logroño, donde obtuvieron un pase para poder acudir a la Gran Final Internacional de FLL, que se celebrará en Aarhus, Dinamarca, del 25 al 28 de mayo.

El proyecto, nos explican desde el Equipo Epsilon, “consiste en la protección de las abejas, principalmente frente a la amenaza que representan Vespa velutina y Varroa destructor, mediante la aplicación de distintos artilugios”.

En el apartado de Vespa velutina están trabajando en la mejora de la trampa ideada por Ernesto Astiz, con la incorporación de drones para localizar nidos de velutina y de cámaras para el conteo de avispas que entran y salen de la trampa, pretendemos, dicen, “dar solución casi por completo al problema que significa la avispa asesina y permitir la localización más sencilla de nidos”.

Para solucionar el problema de varroa, añaden, “estamos trabajando en la modificación genética de las abejas, dado que hay una serie de abejas con un gen inmune al parásito, gen el cual transmitiríamos a diversas reinas para crear colmenas 100% inmunes al efecto de varroa”.

Mientras tanto, añaden “planteamos la solución parcial del problema con el uso de un aparato que caliente el aire de la colmena durante unos 15 minutos diarios, con lo que la temperatura suba a unos 40 grados durante unos minutos, más que suficiente para acabar con las varroas en la colmena y sus larvas. Posteriormente, refrescaríamos un poco la colmena, reduciendo así el trabajo de las abejas, ya que como sabéis, necesitan estar a unos 30-36 grados y se verían obligadas a hacer un sobresfuerzo innecesario”.