Los daños contra el abejaruco se incorporan al seguro apícola

Incorporar una garantía frente a los daños provocados por abejarucos en las colmenas, es el objetivo de la experiencia piloto que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha puesto en marcha a través de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), en Extremadura, con el objetivo de extenderla después al resto del territorio nacional.

Así, la garantía de desabejado repentino provocado por el abejaruco, que cubra la pérdida de enjambre, podrá ser contratada para las explotaciones apícolas cuyas colmenas se encuentren en las comarcas de Trujillo, Llerena, Castuera y Badajoz, según indica el Ministerio de Agricultura en nota de prensa. Esta nueva garantía, señala la nota,  se ha incorporado a petición del sector, a través de las Organizaciones Profesionales Agrarias y de Cooperativas Agroalimentarias representadas en ENESA.

Esta garantía se podrá contratar a partir del 15 de julio de 2015, y tendrá un periodo de garantía que abarcará desde el 1 de agosto hasta el 20 de septiembre de 2015. La fecha límite para comunicar el siniestro, por parte del responsable de la explotación, será el 21 de septiembre.

abejaruco2

El análisis de riesgo de desabejado repentino por abejaruco y su peritación ha sido realizado a partir del trabajo “Ensayo de Evaluación del Impacto del abejaruco sobre aprovechamientos apícolas en Extremadura”. Este estudio ha sido desarrollado en el marco de colaboración entre la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y la Dirección General de Medio Ambiente, del Gobierno de Extremadura. También ha colaborado la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguros), además del propio sector, a través de sus representantes en la Comisión General de ENESA.

El análisis de los resultados obtenidos a través de esta cobertura en el Plan 2014, junto con los trabajos que puedan llevarse a cabo en otras comunidades autónomas, permitirá avanzar en la ampliación de su ámbito de aplicación. Su incorporación supone una mejora del Seguro de Explotaciones de Apicultura como herramienta de gestión del riesgo para hacer frente a las circunstancias que preocupan al sector.