Uso del ahumador en Castilla y León

El pasado día 1 de julio, por alerta especial de las condiciones climáticas, se prohibió el uso del ahumador en Castilla y León. Recordemos que, si no hay medidas extraordinarias en situaciones de riesgo meteorológico como fue el caso del pasado miércoles, el uso del ahumador en esta comunidad autónoma está permitido pero regulado entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, período en el que se deben cumplir una serie de condiciones (FYM/510/2013):

d) El uso del fuego en la actividad apícola, exceptuando el empleo de ahumadores en las siguientes condiciones:

1.º El asentamiento apícola ha de contar con una faja cortafuegos perimetral libre de vegetación susceptible de propagar el fuego de 3 metros de ancho.
2.º Se deberá contar con una mochila extintora llena de agua de 16 litros como mínimo y un extintor tipo ABC.
3.º El ahumador debe portarse en un recipiente metálico con un mecanismo hermético que facilite su extinción definitiva una vez concluida su actividad; además el ahumador deberá encenderse dentro del citado recipiente y permanecerá en él siempre que no se esté utilizando.