Apaex pide medidas para paliar los efectos de la sequía

Las pérdidas de producción de miel y polen en la apicultura extremeña pueden alcanzar en la presente campaña apícola cifras elevadísimas y no conocidas hasta hoy respecto a años precedentes, aseguran desde la Asociación Profesional de Apicultores Extremeños.

La climatología en Extremadura está siendo tan adversa en plena primavera que el campo extremeño “se encuentra como si estuviésemos en el inicio de la estación de verano, con la vegetación natural y los pastos prácticamente extenuados”, aseguran. De este modo, la pertinaz falta de lluvias durante el presente mes de abril, tras un invierno seco y con elevadas temperaturas, “han venido a dañar ya de manera irreversible las cosechas previstas, disparándose además los costes en alimentación para poder mantener el vigor de las colonias de abejas y su capacidad productiva”.

Por ello han pedido al gobierno regional que “con la mayor urgencia ponga en marcha un paquete de medidas para paliar la grave pérdida de renta que está sufriendo la ganadería extremeña en su conjunto” y exige a la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía “el pago inmediato de la ayuda agroambiental de apicultura del año 2016 y todas aquellas ayudas que en dicho ejercicio estén pendiente para el resto de los sectores ganaderos afectados”.